Logotipo del Portal Castilla y León Comunidad Digital; Ir a página principal

Plan de Banda Ancha 2010-2013

La Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, puso en marcha el Plan de Banda Ancha Rural para el período 2010-2013 con el fin de acercar la banda ancha a todo el territorio y especialmente al mundo rural, mediante la utilización de las tecnologías que resulten más adecuadas en función de los condicionantes técnicos, demográficos u orográficos de cada zona.

El Plan de Banda Ancha 2010-2013, tuvo dos líneas de actuación:

  1. Extensión de infraestructura: la primera de estas actuaciones consistió en la creación de una red de banda ancha, basada en tecnologías ADSL, WiMAX y 3G, desplegada y operada por la UTE Telefónica – Iberbanda, que llevó nuevas infraestructuras a pueblos que hasta ahora carecían de ellas, y que también sirvió para mejorar la capacidad de las conexiones utilizadas en muchos colegios del medio rural.
    La puesta en marcha de esta red fue financiada en su totalidad por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.
    Dentro de los objetivos de cobertura de esta red se ha prestado especial atención a las zonas consideradas de interés estratégico.
  2. Universalización del servicio de banda ancha mediante la tecnología satelital, en todos aquéllos lugares en que no exista otro operador dando servicio. Se prestaba a demanda.
     

Los resultados finales de este programa fueron los siguientes: se realizó una inversión total de 21,5 millones de € aportados por la Junta de Castilla y León, con 287 entidades beneficiadas y una población cubierta de 51.930 habitantes.

Hasta el año 2012, sólo la telefonía fija y el acceso a Internet mediante líneas de telefonía fija se consideraban servicios universales de Telecomunicaciones por el Estado, no así, la banda ancha ni la telefonía móvil. No fue hasta finales de 2009 que se anunció la intención de incluir la Banda Ancha de 1Mbps dentro de este servicio sin concretar, en ese momento, la fecha de entrada en vigor.

Adelantándose a estos planes del Estado, la Junta de Castilla y León lanzó en 2010 la línea de subvenciones para conexiones de banda ancha vía satélite ( Programa Interna-T ), que permitirían que la banda ancha llegara hasta el último rincón de la Comunidad, dado que por la amplitud del territorio de Castilla y León y la dispersión y baja densidad de población, hacen necesario recurrir a esta tecnología para conseguir el objetivo de cobertura universal.

El programa Interna-T, permitía que quien contratara este servicio sólo debía abonar la cuota de alta y el coste de las mensualidades correspondientes, sin tener que costear la instalación del equipamiento (antena parabólica y módem).

Este programa finalizó en enero de 2012 tras la entrada en vigor de la modificación del servicio universal de Telecomunicaciones que permitió incluir como tal el servicio de acceso a Internet a una velocidad de 1 Mbps en cualquier población del Estado, sustituyendo así, en su finalidad, al programa Interna-T.

El Servicio Universal  garantiza el suministro de la conexión a la red pública de comunicaciones electrónicas desde una ubicación fija con capacidad de banda ancha a 1 Mbps a todos los usuarios que lo soliciten, independientemente de su localización geográfica, con una calidad especificada y a un precio asequible.

El operador designado para garantizar la prestación de los servicios anteriores hasta el 31 de diciembre de 2016 es Telefónica (que opera con el nombre comercial de movistar), El control y seguimiento de las obligaciones de servicio universal corresponde al Ministerio de Industria, Energía y Turismo.